El rectificado es un proceso que se utiliza en diferentes industrias para lograr acabados uniformes y de gran calidad en diferentes tipos de superficies y materiales. Para hacer uso de este proceso es necesario contar con una máquina rectificadora. 

Sin embargo, existen diferentes tipos de estas máquinas, y es necesario saber identificarlos para poder elegir el que mejor se ajuste a las necesidades de su empresa. 

En Corzosa le explicamos todo lo que debe conocer si quiere integrar en su planta una máquina rectificadora.

¿Qué son las rectificadoras?

Las rectificadoras son máquinas-herramienta que utilizan una muela giratoria para conseguir la eliminación de material en una pieza metálica mediante el corte. Las rectificadoras se utilizan sobre todo para el mecanizado duro y fino de las piezas. 

La calidad de la superficie que se puede conseguir es muy alta, por lo que las rectificadoras se utilizan casi siempre en la industria moderna como proceso de acabado. 

Además, gracias al aumento del rendimiento de las herramientas de rectificado, las rectificadoras pueden alcanzar altas tasas de eliminación de material durante el proceso. 

rectificadoras industrialesTipos

Una rectificadora es una máquina pesada que se utiliza para eliminar material de la superficie de una pieza de trabajo. 

Su diferencia respecto a las fresadoras es que cuentan con una herramienta de corte giratoria que se coloca contra una pieza de trabajo fija, mientras que una rectificadora cuenta con una muela abrasiva giratoria, que también se coloca contra una pieza de trabajo fija

Además, existen varios tipos de rectificadoras, cada una de las cuales funciona de forma diferente. Se las presentamos a continuación. 

Planas

Las rectificadoras planas se caracterizan por su forma de banco. Suelen contar con dos muelas diferentes: una para la eliminación de material y otra para los procesos de acabado. 

Se llaman “rectificadoras planas” porque sus muelas se fijan a la parte superior de un banco de trabajo. Por ello, las rectificadoras de banco son fáciles y cómodas de usar para los trabajadores de la industria.

De superficie

Las rectificadoras de superficies se utilizan para producir superficies planas, regulares e irregulares. En el proceso de rectificado de superficies, la muela gira sobre un husillo y la pieza, montada en una mesa recíproca o giratoria, entra en contacto con la muela.

En la industria se utilizan habitualmente dos tipos de rectificadoras de superficies dependiendo si el husillo es vertical u horizontal. 

Por un lado, las que usan un husillo horizontal son las más utilizadas en las operaciones de mecanizado. Están disponibles en varios tamaños para acomodar piezas grandes o pequeñas. 

Estas rectificadoras hacen que la pieza de trabajo gire 360 grados en una mesa giratoria situada debajo del cabezal de la rueda. El cabezal se mueve a través de la pieza de trabajo para proporcionar los movimientos de avance transversal necesarios.

Las de husillo vertical son especialmente adecuadas para el rectificado de piezas fundidas largas y estrechas. Eliminan el metal con la cara de la rueda de la amoladora mientras el trabajo gira bajo la rueda

Esta rectificadora es capaz de realizar cortes pesados y altos índices de eliminación de metal. Muchas de estas máquinas están equipadas con varios cabezales para desbastar, semi acabar y acabar sucesivamente grandes piezas de fundición, forjadas y soldadas.

Cilíndricas

Las rectificadoras cilíndricas son equipos más versátiles porque se ajustan a diferentes formas geométricas. Pueden tener varias muelas que se mueven formando un cilindro para rectificar el material elegido. 

Este tipo de máquina industrial también tiene sus propios subtipos que son:

Internas

Las rectificadoras internas se utilizan para acabar con precisión agujeros rectos, cónicos o formados. El funcionamiento es el siguiente: La pieza se sujeta mediante un dispositivo de sujeción, normalmente un mandril o pinza, y se hace girar mediante un cabezal motorizado. Un cabezal motorizado independiente, en la misma dirección que la pieza, hace girar la muela. Puede introducirse y extraerse de la pieza y también ajustarse a la profundidad de corte.

Externas

Ideal para rectificar la parte externa de una pieza en menos tiempo y con mejores acabados. Este tipo de rectificadora cilíndrica hace uso de centros para contener el material y rectificar de forma más eficiente. 

Universales

Estas máquinas rectificadoras se caracterizan por mecanizar la parte interna y externa con mayor precisión de materiales o cuerpos de revolución. Se suelen utilizar en industrias de gran envergadura que necesitan de equipos que aguanten más capacidad de trabajo. 

Funcionan con un sistema hidráulico que ayuda a mover las piezas de atrás hacia delante y viceversa para poder cubrir todas sus dimensiones. 

Con sistema de control CNC

Son equipos que utilizan un sistema de control numérico computarizado (CNC) para optimizar sus operaciones. Son útiles para automatizar el mecanizado de cualquier pieza, incluso aquellas con las geometrías de piezas más complejas, como cigüeñales, árboles de levas, válvulas, cojinetes de bolas o ejes de transmisión, es habitual hoy en día conseguir un mecanizado fiable, rápido y automático con máquinas CNC.

Además del alto rendimiento de mecanizado que permiten las rectificadoras CNC actuales durante el proceso de rectificado propiamente dicho, la carga y descarga de las piezas se realiza a menudo de forma totalmente automática mediante instalaciones de carga automatizadas. 

Es lo que se denomina “operación sin personal”, en la que solo es necesario un control esporádico de la rectificadora CNC o del proceso de rectificado. Para el proceso de mecanizado en sí, ya no es necesaria la presencia continua de un trabajador en la rectificadora CNC.

¿Cómo funcionan?

Aunque las máquinas de rectificado de material se utilizan para lograr un objetivo general (rectificar físicamente piezas de material en trozos más pequeños), hay una gran variedad de tipos de equipos utilizados para lograrlo. 

Muchos modelos utilizan una muela que rompe el material en partes más pequeñas a medida que se mueve contra la pieza de trabajo, que también puede mover el material molido de las superficies de molienda a un área de recolección. 

Algunos de los principales tipos de modelos utilizados para la rectificación industrial son los de bolas, vibratorios y de barras. Además, existen procesos de rectificado en seco y en húmedo, que suelen elegirse en función de las propiedades resultantes requeridas para el material a moler.

En general, los materiales en las muelas de atrición se muelen por medios mecánicos, es decir, aplastando físicamente el material en trozos más pequeños. En las muelas de bolas, el material se carga en un tambor junto a una serie de bolas de molienda; el tambor gira sobre un eje horizontal, lo que hace que el material y las bolas colisionan y, en consecuencia, se produzca la abrasión del material. Los molinos vibratorios funcionan de forma similar, pero utilizan la vibración, normalmente además de la rotación, para triturar el material.

En Corzosa somos expertos en máquinas eficientes, rápidas y precisas, entre las que destacan las rectificadoras GER. No dude en consultarnos y solicitar su presupuesto, estaremos encantados de atenderle.

Deja una respuesta

Categorías de producto